dimarts, 16 de febrer de 2016

ROLIÁTRICO: LAS TIERRAS DEL MEDIODÍA

Mis queridos churumbeles, hace días que estaba perdido. '¡Cómo! No visteis los carteles, por la madre del Osobúho, así me hubiera pillado un trancazo y allí quedándome yo como abono para las plantas... Con lo guapo que quedé en la foto, todo un buen mozo y vosotros vete a saber que estabais haciendo
Pa ser sinceros
no tengo ni idea de quién es el autor.
Pero gracias por sacarme tan guapo. Que
Dios te lo pague con un hijo negro.
¿Qué que me paso? Pues que fui y cuando llegué ya no recordaba el por què del viaje y por no recordar, me olvidé hasta de regresar. Además, ir pá ná es tontería. Además uno ya es viejo, voy a durar menos que una piruleta en un patio del colegio. 
Pero antes de irme al corral de los quietos, quiero compartir mi pequeña visita a las Tierras del Mediodía.  


Casi me olvido de las Tierras del Mediodía. ¿Que pasa? Tú no te olvidas de las cosas, si no fuera por ese cachivache que miras con tanta insistencia no sabrías ni en que día estamos. Malditos renacuajos, si no fuera por esos chismes mágicos con los que buscáis cosas no sabrías ni llegar a vuestras casas. Como dijo mi viejo amigo Jack, mejor vuelvo al tajo.
Decía que al sur de las Tierras del Medio, nos encontramos el Imperio Antipasti, que controla todas las Tierras del Mediodía, con sus grandes campos de cultivo, sus ciudades de mármol blanco y su resplendeciente ciudad principal, Capici.
En la capital, nos encontramos a la familia Miedicci, descansando en su residencia de la zona más alta y opulenta de la ciudad, rodeados de muros, vigilantes y perros con mala uva. Son una familia extremadamente rica y paranoica, que desconfía hasta de su sombra, pero que controlan con mano de hierro las Tierras del Mediodía. Básicamente son unos cagaos del copón que se esconden detrás de sus muros, conspirando y malmetiendo en todos los asuntos del reino. El actual Rey del Imperio Antipasti es Acojonadetti Miedicci IV, un tipo huraño, desconfiado y extremadamente peligroso que llego al extremo de encarcelarse a sí mismo por si las moscas. Suyas son las frases “
  1. Si ir a matar iba, pero por no ir mejor quedarse, que total matar pa ná es tonteria”
  2. Qué té he visto, si quieres conspirar, conspira, pero hazlo bien o terminarás como comira pá los gorrinos.
  3. Tanto has ido que al final has llegaó. Pa’l corral con lo gorrino.

Los habitantes de Antipasti, terminan casi todas sus frases con “i”, son unos mujeriegos empedernidos y emocionalmente atados a sus madres. Un Antipasti consultará siempre a su “Mamma” antes de mover un dedo.
Sus principales ciudades son:
Mas Carpone: Una tranquila ciudad, liderada por la familia Carpone y el Capo Cannionere Marlon Brandetti. Un tipo con muy mal humor, con la maldición de la “Paporite eterna”. Nunca te rías por su forma de hablar o por sus prominentes pómulos si no quieres ser comida para los peces. Por otro lado, la ciudad es un lugar tranquilo, de casa con la fachada blanca y muchas flores en los balcones, la gente vive tranquila bajo la protección de los Carpone.
Gorgonzola: Su principal rival es “Mas Carpone”. Aunque tienen sus propios problemas, al ser una ciudad dividida entre dos familias rivales, los “Capuletí” y los “Monteasco”. Poco se sabe de su enemistad, cual fue el detonante o sí simplemente son unos cazurros que solo saben blandir una “Faca” con destreza. Más allá de las peleas constantes por las calles, la ciudad de Gorgonzola sólo es conocida por sus estupendos “Boccatas”, una especie de comida perfecta para los largos viajes y muy práctica para llevar en el morral.
Calzone Town: Situada al oeste de la capital, Calzone Town vive apartada de las trifulcas de las otras grandes ciudades. Su nombre procede de los grandes calzones que llevan los hombres, una especie de pantalones con el corte muy bajo que les dificulta mucho el movimiento, pero ellos lo llevan puesta para estar a la “moda”, una palabra que se invento el Capo de la ciudad Gucci Luchino. Lo peor de esa moda es cuando se agachan y muestran toda la hucha. Al último que me hizo algo así le di tal patada que le saltaron los ojos. Al parecer es obligatorio llevar esos ropajes por las calles de la ciudad ¡y un güevo!

Faroletti: Es una torre muy alta que emite un potente haz de luz para guiar los barcos del Capo Pescadilla, el líder de la flota de la familia Real Miedicci. La flota del Pescadilla abarca toda la Bahía di Tagliatelle y principalmente se dedican a pescar, comerciar y transportar personas de un lado a otro sin ningún sentido, en lo que ellos llaman “Vacacione di mare” con la principal naviera “Timaldi”.